Muerte al apático

Ya no valen las excusas. No sirve que te repitas constantemente el mantra de que nunca te sale nada derecho. Que no vas a conseguir nada en la vida. Ni que te dejes llevar por pensamientos negativos ni tampoco proclamas autodestructivas. El tiempo de las autolesionarse ya pasó. El de los trastornos alimenticios también. Si lo que realmente buscas son excusas para drogarte por lo menos invéntate algo divertido. Como por ejemplo que al tomar ciertas sustancias te conviertes en el dios de las cabras. Que de tus ojos salen rayos verdes que las convierten en los seres más felices del mundo después de los mapaches. Y que así consigues que su queso sepa mejor. El sagrado objetivo por el que sacrificas las más nobles de tus neuronas.

Ya no eres un adolescente. Eres un preadulto en tiempos de la posverdad, en la que un tipo como Trump es presidente a pesar de aconsejar agarrar a las mujeres por el coño. En la que un incompetente como Rajoy sigue siendo jefe de gobierno a pesar de su probada incompetencia y su nula capacidad comunicativa. Aprovéchate de ello. Saca todo tu potencial bien sea pintar rocas o bien comerte las uñas de los pies. Sal de tu apatía, maldito zángano. Mira cuál es tu pecera y sumérgete en ella sin flotador. Ah, y evita los dramas por favor. A nadie le gusta la autocompasión. Aburre.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s