Principios básicos de violencia

Los gatos oprimen a los ratones.

Intentan cazarlos con sus garras sucias,

podridas.

Les meten zarpazos,

primero pequeños,

cada vez,

más grandes.

Algunos ratones resisten,

otros,

mueren.

Los pesimistas se resignan a su suerte.

Esperan a que el enemigo se canse.

El miedo es un arma poderosa,

perpetúa al gato en su camastro de algodón.

Pero no es suficiente,

las heridas no coagulan.

Algunos pasan a la acción.

La esperanza como arma de guerra.

Salen de su escondite y se organizan.

Combaten con nuevas ideas,

no quieren ser una Generación Pérdida.

No quieren marcharse de la casa donde crecieron.

Quieren luchar.

No hay mayor violencia que ahoguen tu futuro,

tus vida,

tus ilusiones.

Son minoría.

La casa tenía un gobierno democrático,

ahora,

todo el edificio es una dictadura

gobernada por gatos

y regida por perros.

Los ratones somos mayoría.

Estamos ante una guerra inminente.

O te comes a tu enemigo,

o él te comerá a ti.

El ratón siempre tiene las de perder,

cambiemos las reglas del juego.

La violencia genera violencia.

El miedo genera pánico.

Que nos teman,

devolvámosles la moneda.

Echémosles del barrio a propuestas.

Que se enteren de una vez de quien manda en el vecindario.

Salgamos de nuestra puta madriguera.

Todos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s