Paraíso

Seamos simplistas y dividamos el mundo en dos mitades:

la nuestra y la de los demás.

Nuestra mitad,

un paraíso

lleno de aguacates y mangos,

sin dogmas ni credos,

donde la única presencia divina,

seremos nosotros,

amos y dueños

de nuestra propia existencia.

Donde la palabra de Dios

enmudeció ante un poema de Cohen.

Un lugar donde la muerte no tiene nombre,

ni sentido.

Donde nuestros hermanos,

leones y primates,

viven

junto a nosotros

en un presente contínuo

bajo la sombra de una jacaranda.

Donde tú y yo

haremos el amor,

sin imprevistos,

en una cama de narcisos,

Peleando como gatos

por alcanzar,

al mismo tiempo,

el orgasmo infinito.

Anuncios

2 Respuestas a “Paraíso

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s